La izquierda española no existe, es la Iglesia

Polish_clergy_1588-1632.PNG

Ser de izquierdas es un término discutido y discutible, sin embargo, no es poca la literatura desarrollada para llegar a la conclusión que alguien de izquierdas debe ser un férreo defensor de la libertad y la igualdad. Esto implica la lucha constante contra la opresión, que hay de tres tipos: la capital, la social y la nacional.

La lucha por la liberación del capital es aquella que va  contra la opresión del sistema capitalista y las condiciones de explotación a las que son sometidos aquellos que quedan a la merced de quién se apropia monopolísticamente la tierra y los medios de producción.

La lucha por la liberación social es aquella que va contra la opresión por discriminación por motivos de género, condición, religión, lengua, origen, cultura, creencias, etc. Va contra la opresión heteropatriarcal y todo lo que representa.

La lucha por la liberación nacional es aquella que va contra el imperialismo y el dominio territorial de aparatos de Estado contra otros pueblos, países y regiones para evitar el saqueo, la explotación, la humillación y la negación de autogobierno y autodeterminación.

Socialismo, feminismo e internacionalismo podría ser el resumen de las tres luchas libertarias de la izquierda. No existe jerarquía entre ellas, la lucha es contra la opresión, del tipo que sea.

Esto, sin embargo, no se cumple en España. España es un país sociológicamente imperialista, autoritario y cristiano, y como tal, su izquierda reproduce sus vicios sociológicos.

La izquierda española en vez de empoderar al oprimido lo hace irresponsable de sus actos a través de una política exclusivamente paternalista. Al considerarlo inferior, irresponsable, la izquierda compasiva de los oprimidos ejecuta una política caritativa, haciendo de los obreros una masa irresponsable y mimada. ¿Sorprende la baja afiliación sindical en España? No.

Por estas políticas caritativas y paternalistas que ejecuta la izquierda española, hace situar a la élite dirigente en un pedestal de superioridad moral. Por eso es normal que generen doctrina, un dogma que es difundido entre los obreros con el objetivo de generar servilismo a la causa del partido. ¿Sorprende que aquellos que se consideran socialistas no lo son porque luchen por una causa, el socialismo, sino por un partido, el que se llama socialista? No.

Trabajadores individualizados, mimados, irresponsables, adoctrinados y al servicio de un partido gracias a una izquierda que funciona como la Iglesia católica, de doctrina fundamentada en una supuesta superioridad moral y de políticas caritativas y paternalistas.

La izquierda debería trabajar por empoderar a los trabajadores, haciéndolos responsables, críticos y dotados de herramientas para poder auto-organizarse de forma cooperativa para luchar unidos, solidarios y fraternales por todas las luchas de la izquierda.

En España se hace al revés, porque no es izquierda lo que hay, es una deformación de lo que hacía la Iglesia. En este sentido, la izquierda española, sociológicamente cristiana, pero también imperialista y autoritaria, está alineada por las causas imperiales de su Estado, supremacista castellano. Por eso hacen una jerarquía de luchas: capital > social > nacional, porque son reaccionarios, cómplices del imperialismo castellano contra la liberación nacional de otros pueblos. Además dentro de la luchas por la liberación social también hacen jerarquía por tipo de discriminación. ¿Ustedes se imaginan que alguien dijera que no hay que luchar contra la violencia de género porque es prioritario luchar contra la pobreza? No, ¿verdad? Pues eso hacen con las causas internacionalistas que luchan contra el nacionalismo español opresor, considerarlas menores e inferiores, porque son agentes de la reacción imperialista.

En España no existe izquierda, España es un país atrasado en todos los aspectos, cuando los españoles van a votar pueden escoger entre una reproducción de la Iglesia católica, que se hace llamar izquierda, o una reproducción del dominio del señorío, que se hace llamar derecha. Pero ambas sociológicamente cristianas, imperialistas y autoritarias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s