No existe la izquierda en España

He llegado a la conclusión que en España no existe la izquierda. He observado como los mayores izquierdistas de España se presentan carentes de todo valor libertario, igualitarista e internacionalista.

La izquierda española es solo una versión de lo que sociológicamente es España: un país católico, imperialista y de militares y señores feudales. La derecha en el mismo sentido es también una versión de lo que es España.

Ideológicamente la izquierda debería buscar la liberación de toda opresión, sea capital o de fuerza, eliminando toda concentración monopolística del poder. Sin embargo, la izquierda española confundió la justicia social con la beneficencia de la iglesia católica y copió su modelo.

El modelo de la beneficencia implica una estructura de poder que se dedica a dar limosnas a los pobres convirtiéndolos en dependientes, en este caso de la administración pública. Esto implica una jerarquía, una visión de superioridad de unos sobre otros, y en vez de liberarlos los hace doblemente dependientes y a la vez doblemente oprimidos: de la administración y del capitalismo al que nunca renunciaron. En vez de orientar su modelo al igualitarismo, potenciaron una jerarquía de poder, renunciando a la vez a cualquier valor libertario de auto-gestión y cooperación solidaria. Así, es normal encontrar allí dónde gobierne la izquierda española un sistema clientelar que nace en la administración pública, mientras que la derecha española crea un sistema completamente feudal orientado a los valores de la pleitesía y vasallaje; aunque en definitiva dos versiones distintas de lo mismo, lo que sociológicamente es España.

Como la iglesia católica, la izquierda y la derecha española también adoptaron un modelo completamente paternalista y perfeccionista. Ellos son los poseedores de la bondad y por lo tanto, su criterio y voluntad es la recta conducta, cualquier desvío es una anomalía. Lo que potencia el sentido autoritario de su propia jerarquía de poder, en consonancia además con la estructura militar. De ahí la superioridad moral, que no es de la izquierda, es de la iglesia católica que la izquierda ha copiado.

Así mismo, confundieron lo que permite el conocimiento, los paradigmas, con el dogma, y así es normal construir un modelo paternalista dónde ciertos valores son incuestionables. Sin embargo, en España se ausentan todos los valores libertarios posibles, la obediencia al poder es una constante.

Y finalmente España es un país esencialmente imperialista, nunca ha pretendido solidaridad entre pueblo alguno, tanto izquierda como derecha española defienden el dominio del Estado sobre todo, incluso territorialmente. En España no existe alternativa a la obediencia de una jerarquía de poder acoplada en el Estado en el que cohabitan curas, oligarcas, burócratas y militares. Este dominio es aceptado por un nacionalismo que ni reconocen, atan su sentimiento de colectividad nacional a aceptar el control de esta estructura de poder llamada Estado español y además están de acuerdo que esta sea una cárcel, una presa, de aquellos que se quieren liberar. En España la izquierda no es internacionalista, es profundamente nacionalista e imperialista.

Pero si la izquierda española no es internacionalista, ni libertaria, ni igualitaria, ¿qué es? Es solo una versión de lo que sociológicamente es España, un país dónde además la ignorancia se perdona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s