Los que se oponen a la independencia de Catalunya por CiU

Existen hoy algunos pensadores y activistas de la izquierda catalana que se oponen a la independencia de Catalunya porque eso es favorecer a la burguesía catalana. Puntualicemos, de hecho, como se ha podido constatar, la burguesía que está a favor de la independencia catalana es la pequeña burguesía, mientras la que está en contra es la que forma parte de los grandes oligopolios del Estado español.

Sin embargo, hay personajes de la izquierda que rechazan la independencia por negación al nacionalismo burgués de CiU. Lo más curioso del asunto, es que un debate similar se tuvo hace más de 100 años sobre la cuestión de la independencia de Polonia.

Rosa Luxemburg argumentaba contra la independencia de Polonia que reconocer el derecho a la autodeterminación equivale a apoyar el nacionalismo burgués polaco. Al igual que hacen algunas voces de un cierto sector de la izquierda acomodado en ICV-EUiA, PSC y Podemos con el nacionalismo catalán.

Lenin no tardó en cuestionar los argumentos de Rosa Luxemburg. Le contestó que resulta que temiendo al nacionalismo de la burguesía de las naciones oprimidas Rosa Luxemburg favorece, en realidad, al nacionalismo ultrarreacionario de los rusos. Que es lo que hacen concretamente los sectores de la izquierda contrarios a la independencia de Catalunya, su posición alimenta al nacionalismo español.

Lenin reprochaba a nuestra señora Luxemburg que apasionada por la lucha contra el nacionalismo en Polonia ha olvidado el nacionalismo de los rusos, y este nacionalismo es ahora el más temible. Lenin explicaba, más adelante, que el nacionalismo ruso era más feudal que burgués y consistía en “el mayor freno para la democracia y la lucha proletaria”. Como ocurre exactamente con el nacionalismo español.

 En esta ocasión fue Lenin el que permaneció en la ortodoxia del marxismo, ya que Rosa Luxemburg estaba influenciada por afectos o desafectos de índole personal,  como lo están hoy en día personas de la izquierda catalana, que olvidan que el enemigo es la estructura Estatal y que ninguna revolución podrá ser gestada en España mientras siga la cuestión nacional en debate. La mejor opción pues, es seguir el camino de Suecia y Noruega, la independencia de la nación oprimida y la lucha coordinada y unida de ambas naciones contra el nacionalismo burgués, tanto español como catalán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s