Renan. Sobre el mito y del olvido en la construcción nacional

No basta para crear tal principio espiritual [la nación]: la raza, la lengua, los intereses, la afinidad religiosa, la geografía, las necesidades militares. ¿Qué  más, pues, hace falta? [Renan, “¿Qué es una nación?”, pg. 82]

El contexto en el que nos encontramos a Renan es en un debate entre intelectuales franceses y alemanes sobre los territorios de Alsacia y Lorena; étnicamente estos territorios se podrían considerar alemanes, pero históricamente y por voluntad de los mismos para Renan éstos pertenecen a Francia. Renan construye así un discurso contrario a la necesidad de formar Estados a partir de la etnia y legitima estos a través del mito y el olvido.

Éste último para Renan resulta esencial y primordial en la construcción nacional, para su argumentación el autor se dota de ejemplos para explicar los conceptos.

El olvido para Renan consiste en la renuncia a conocer el pasado sangriento de toda formación de la unidad nacional, ya que todas las unidades nacionales se han basado en alguna medida en la unión violenta de sus partes, ya sea por guerras, por voluntades autoritarias de dictadores feudales o por represión o acallamiento de minorías territoriales. Sin embargo, entre líneas, se puede deducir que olvidar para la construcción nacional significa algo más: significa muchas veces olvidar la lengua original y asumir la impuesta, significa olvidar el origen racial y asumir la concepción nacional, significa olvidar la divergencia religiosa y asumir el decoro y respeto hacia la pluralidad, significa olvidar los intereses particulares y abrirse al interés general de la colectividad.

En Francia no se recuerda, no se sabe si alguno realmente es franco, viene de los godos o era originario de Normandía, el individuo de la nación solo sabe que es francés. Cuando el olvido no se produce, la artificialidad de la nación no puede devenirse, recordar el pasado sangriento y la divergencia produce la ruptura nacional.

Es un error considerar nación a la etnia, pues la formación actual de los Estados no tiene nada que ver ni están delimitados por cuestiones de etnia. Así pues Renan rechaza completamente la visión nacional por motivos de raciales y culturales, ya que esa visión puede ser contraria al deseo del individuo.

¿Se podría argumentar que Renan defiende el olvido para la construcción nacional? Sí y a la vez no, tan solo define lo que ha sucedido, pero si realmente una nación no se ha conformado como tal, no legitima a su creación mediante la fuerza del pasado. Argumenta que una nación nunca tiene el interés de retener a un país contra su voluntad dentro de sí, si lo hace, resultaría un Estado que no es una nación real. Renan no se preocupa sobre la desaparición y creación de nuevas naciones, de la disolución de éstas y de la creación de nuevas. Para el autor resulta natural la cambiante voluntad de las sociedades que en conciencia conjunta divergen y convergen entre sí para unir o separar naciones.

El olvido por lo tanto, es necesario para la construcción nacional, sin embargo, se necesita algo más para unir las partes de un todo: la construcción de un mito.

En el pasado, una herencia de gloria y de pesares que compartir; en el porvenir, un  mismo programa que realizar; haber sufrido, gozado, esperado juntos, he ahí lo que vale más que aduanas comunes y fronteras conformes a ideas estratégicas; he ahí lo que se comprende a pesar de las diversidades de raza y de lengua. Yo decía anteriormente: “haber sufrido juntos”; sí, el sufrimiento en común une más que el gozo. En lo tocante a los recuerdos nacionales, los duelos valen más que los triunfos; porque imponen deberes; piden el esfuerzo en común. [Renan, “¿Qué es una nación?”, pg. 83]

No existe elemento más unificador que la creación de mitos nacionales, de aquellos que lucharon por la colectividad, ya sean derrotas o ganancias. La cooperación, la decisión conjunta y la construcción ilusoria de la colectividad y los elementos unificadores de la misma constituyen un hecho incuestionable en pro de la construcción nacional. Líderes, militares, patriotas y el fomento por los valores sobre la preocupación y compromiso con por el conjunto representan para Renan la última llave para la construcción nacional.

Se forja pues la colectividad y los mitos que la mantienen unida. De ahí el deseo, la idea de la voluntad colectiva de permanecer unidos bajo una misma soberanía nacional.

Renan consolida la idea de nación que se sostiene bajo la libre voluntad de sus individuos, pero no solo de ésta, sino que la voluntad se ejercitaba para la creación de  la nación a través del pasado común y la identidad deseada, es decir sobre la base mítica de la hazaña conjunta nacional del pasado y el olvido de las divergencias para crear el deseo.

Renan a raíz de un conflicto por Alsacia y Lorena fue capaz de concebir un modelo distinto para la legitimación de las naciones más allá de la raza o etnia, la entidad cultural y demás. Apuesta por la integración europea en la divergencia y el respeto a la libre voluntad de constituirse nación, independientemente de ser un grupo étnico-cultural homogéneo.

Personalmente no puedo expresar alguna discrepancia sobre la concepción nacional de Renan. La nación es la materialización de un pacto colectivo que elimina las diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, históricas y de geografía no hacia la homogeneización sino a la integración nacional en la diferencia y la pluralidad. Combate la idea imperialista de nación e impone la libre voluntad de los individuos para constituirse nación. Pues el ser humano, ser gregario, no debe ser esclavo de su etnia, su cultura, la geografía donde se encuentre o la historia por la cual viene sino únicamente por los pactos que establece con la sociedad que considera suya en su conjunto.

Bibliografía

RENAN, Ernest. ¿Qué es una nación? Cartas a Straus. Conferencia dictada en la Súrbana, el 11 de mayo de 1882. Libro del bolsillo, Alianza Editorial, Madrid. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s