Las fronteras políticas en un mundo globalizado

Dicen que las fronteras estatales no tienen sentido en un mundo globalizado, que todos los países caminan hacia la unión… espera ¿He oído bien? ¿Unión? ¿Se pretende un gobierno mundial?

Mientras que el nacionalismo propugna la idea de indisolubles unidades Estatales, el internacionalismo lo que propone NO es la creación de Estados cada vez más grandes, sino el respeto a la unión y autodeterminación de entidades territoriales para que se gobiernen según su voluntad democrática.

El principio de autonomía queda vigente en todas las relaciones de comunidades humanas territorializadas que quieran gestionar-se de forma autónoma. Se configura como una nueva forma de relación en la comunidad internacional, dejando a un lado a los antiguos Estados-Nación.

Pero ¿Fronteras en un mundo globalizado? Realmente las fronteras políticas no se crearon para dividir o aislar, no es lo mismo una frontera que no permite el paso a las personas, las fronteras como concepto político se crearon para proteger. Hoy en día encontramos todo tipo de fronteras: la primera que encontramos se encuentra en la misma puerta de nuestra casa y la última la que conforman los Estados nacionales organizados políticamente. A pesar de que las fronteras protegen, también pueden aislar y dividir, pero esto no es algo innato de las fronteras, para que la división y el aislamiento se produzca debe existir la voluntad de una de las partes a aislarse del otro; de lo contrario, si no existe una voluntad de aislarse y dividir, una frontera no es más que un elemento de protección. Pero ¿de protección a qué? Las fronteras protegen de la invasión de nuestro espacio, de la intromisión de ajenos que divergen en nuestra voluntad de gestionarnos que nos quieran imponer una forma distinta de hacer. ¿Se imaginan una comunidad de vecinos dónde la mayoría deciden como se debe gestionar uno dentro de su casa? Al igual que esto, toda comunidad política que quiera devenir-se autónoma y establecer fronteras estatales tiene el derecho de hacerlo, el único efecto que tiene es que el vecino por el cual se autodetermina no tendrá derecho entonces a entrometer-se en la forma de gestionar la comunidad territorial que decide de forma democrática.

El verdadero progreso NO se encuentra en crear Estados cada vez más grandes ni organizaciones políticas que impliquen la decisión conjunta de un conjunto cada vez mayor. El verdadero progreso se encuentra en la libertad y el respeto a que cualquier comunidad política democrática pueda gestionar-se cómo desee, que la libertad de unión y segregación sea un hecho y que para que de esta manera las organizaciones políticas puedan resolver mejor los problemas de la gente. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s