No soy nacionalista, soy independentista

Si consideramos que ser nacionalista es poner a la nación por encima de los ciudadanos deberíamos considerar cualquier movimiento en favor de la indisoluble unidad de España como nacionalista, ya que pone la concepción de España como nación por encima de la voluntad popular. Deberíamos considerar todo argumento que incide en que la soberanía recae en el conjunto de los españoles y que ésta es indivisible, como nacionalista también, pues ignora toda voluntad popular divergente de la del conjunto que pueda ansiar autonomía.

La voluntad popular no es algo que se pueda considerar individual, ya que si fuera así se expresaría siempre en unanimidad, por eso, toda voluntad popular se puede fragmentar, disolver…  y por eso, no ser nacionalista implica que se cuestione siempre la indisoluble unidad de España.

Ser internacionalista no es crear Estados cada vez más grandes hasta llegar a un gobierno mundial, ser internacionalista representa el respeto a la voluntad popular para autogestionarse y su derecho a la autodeterminación.

El independentismo no tiene porqué ser nacionalista, es más, no suele serlo. El independentismo suele representar  la lucha por la libertad, por la autonomía de gestión, por la lucha de un colectivo territorial que se entiende como pueblo independientemente de cómo se configuraron los Estados-Nación y que desea ser autónomo respetando al resto de pueblos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s