Sobre la unidad

La unidad en sí no es un principio pero sí que es regulado por principios. La unidad debe ser entendida como la libre voluntad de unirse. Otra cosa diferente es la unidad por imposición, por mandato de imposibilidad de separación o por negación de la autonomía.

La unidad es un concepto que debe ser entendido a través del principio de la autonomía: si existe voluntad de unión, el acto de unión se corresponde con la unidad; si no existe voluntad de las partes a la unión, cualquier acto que implique unión contra la voluntad de una o más de una de las partes es otra cosa que no se corresponde a la unión.

Es importante establecer la diferencia entre sumisión y unión pues que existe una línea muy delgada. El verdadero principio de valor no es la unión, es la autonomía, y una unión que no es libre, que no existe por la voluntad libre de unirse no es unión sino que representa el acto de imposición-sumisión.

La sumisión es el acto que debe ejercer la parte que contra su voluntad se une contra la parte que impone unidad.

Si la unidad no es libre, no es un valor, es una imposición que implica sumisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s