Sin que nadie se dé cuenta, llegamos al poder

¡Qué fácil resulta de saber esto! Pero pocos se han dado cuenta. Analicemos la situación política actual.

La derecha española desde hace mucho tiempo, como todos ustedes sabe, lleva desgastando de forma incansable al partido del gobierno. Yo muchas veces he llegado a pensar: “Si realmente quieren el poder, hay cosas que no están haciendo bien, están consiguiendo un desinterés y una desilusión generalizada por la política”. Claro está que la respuesta fácil sería decir que, desde siempre a la derecha le ha interesado más que la gente no vote porqué así ganan ellos al tener unos votantes más fieles. ¿Pero todo esto acaba así? Profundicemos.

Según mi forma de pensar, me niego a creer que la sociedad es tonta, creo que es inteligente, y tácticas realmente estúpidas que ha hecho el PP como el no reconocimiento de la corrupción o la forma de insultar sin aportar nada, hacen que la gente realmente se dé cuenta que esto no es serio. Si es cierto que estas tácticas pueden haber traído más debate y más controversia, para muchos esto es algo bueno para la democracia, porque hay debate, pero para mí no es bueno, este debate no va más allá y no se aleja demasiado de los “shows” de salsa rosa y telebasura que se puede ver en diversas televisiones. ¿Pero esto por qué? ¿Por qué los políticos no cambian su actitud y se comportan de una forma seria? ¿Hay algo más detrás?

Pensemos durante unos segundos, la derecha siempre ha sido partidaria de los gobiernos pequeños, del capital privado y la confianza en las empresas privadas. ¿Podría ser esto una forma de ridiculizar al gobierno, hacerlo inútil, corrupto y poco serio para que la sociedad empiece a depositar más confianza en las empresas privadas que en el propio gobierno? Si esto es así, las empresas tienen el poder asegurado. Antes de sacar conclusiones, comparemos.

Política italiana, la derecha, ¿Quién es el líder del partido conservador? ¡Qué casualidad! Es ni más ni menos que un empresario con una red de empresas enorme. Y todos conocemos todos los escándalos y la falta de seriedad que ha tenido la política italiana desde entonces. ¿Podría ser el ejemplo más claro de un empresario interesado en obtener más poder en sus empresas gracias a la desconfianza por la política? ¿Todo esto es una táctica para poder desarrollar aún más la libertad económica y la ley del poder del dinero, y así establecer de una vez por todas, el antiguo sistema de las clases sociales?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s